Ante el crecimiento de las ‘cenicientas’ ha llegado el final de la fase de grupos de la UWCL y con ella sacamos infinitas conclusiones

Cuando hablamos de sorpresas no solamente hablamos del Brann o el Hacken, también del Ajax que se ha encargado de vestirse de afición estrella acumulando hasta 49.019 espectadores en tres partidos. Sin embargo, tan solo el cuadro neerlandés parece ser la principal y de las únicas sorpresas positivas del primer tramo de temporada en la UWCL. Mientras en Estados Unidos la NWSL suma dos nuevas franquicias a la competición como Angel City y San Diego Wave que le han llevado a la mejor cifra de su historia en promedio de aficionados por partido: 12.401, en Europa la competición continental firma unos números en la fase de grupos por debajo de los de la temporada anterior.

La llegada de nuevos equipos constantemente a la NWSL y la caída de clubes como Wolfsburgo o Arsenal en la fase previa europea son los principales factores para presenciar semejante contraste entre las dos principales competiciones femeninas del globo. El gran charco separa dos realidades de los más distantes. A un lado con el auge del fútbol femenino en las gradas, al otro, un receso ante las asistencias desiguales entre los dieciséis equipos representantes.

Los factores para el freno de la UWCL:

La ausencia del Camp Nou: Durante la temporada pasada (22-23 y la anterior 21-22) el Camp Nou se consagró como la meca del fútbol femenino. Allí el Barça llegó a acumular más de 80.000 personas en dos ocasiones, además de disputar toda la fase final en el coloso estadio catalán. En la temporada actual el equipo femenino no ha jugado ningún partido de Champions fuera del Johan Cruyff. Ante las obras del Camp Nou, el club masculino se vio obligado a desplazarse temporalmente al Olímpic Lluís Companys de Montjuic.

Ausencia de grandes ligas: Una Champions sin Arsenal ni Wolfsburgo, es una Champions sin Emirates Stadium (60.000) ni Volkswagen-Arena (48.000). Las gunners fueron el 5º equipo con mejores cifras de asistencia la edición pasada, mientras que las alemanas se convirtieron en la 3ª fuerza del torneo cuando hablamos de afición.

Mientras los equipos históricos de la competición se quedan a las puertas de sus mejores cifras, los debutantes que son considerados como cenicientas rompen con las expectativas y en algún caso también con sus propios récords: St. Polten, Real Madrid, AS Roma, Hacken, Benfica, Brann, Eintracht de Frankfurt o el propio Ajax que ha llegado a disputar todos sus partidos en el Johan Cruyff Arena, empezando a llevar también encuentros de la competición doméstica.

Si hablamos de crecimiento es imposible no dejar atrás el nombre de un Benfica que ha logrado convertir una noche fría de 777 personas en la Ciudad Deportiva a una noche histórica con 10.785 espectadores en las gradas. Similar es el caso del Paris FC que debutó en UWCL con una cifra de 1.746 aficionados y ha cerrado la última jornada en 13.274. Cuando las jugadoras dan derecho a soñar a sus párrocos, ellos se encargan del resto.

¿NWSL o UWCL?

Podríamos maquillar este debate con muchos titulares y juegos de palabras que esconden la tradición histórica del fútbol femenino estadounidense y el emergente crecimiento de la UWCL, pero a fin de cuentas todo se resume en una pregunta: ¿Cuál de las dos ligas es capaz de atraer más personas en sus estadios? Dejemos que los datos hablen por sí solos:

Hablar del crecimiento de la UWCL podría generar incluso más debate que de una NWSL que parece haber encontrado la apuesta segura. Se trata de un punto específico a nivel geográfico, conocida coloquialmente por los fanáticos de la NBA como la Costa Oeste. Esta ha respondido con creces a la llegada del fútbol femenino. En 2023, los cuatro equipos de la Conferencia fueron los que más personas acogieron: San Diego Wave (223.836), Angel City (246.003), Portland Thorns (226.565), OL Reign (173.804).

¿Qué hay de los precios?

Cuando hablamos de fútbol y aficionados el debate estará siempre sobre la mesa, pero el mayor condicionante y detonante pasa por los precios. ¿Cuánto puede llegar a valer una entrada en UWCL y en NWSL?

En Europa, los equipos han empezado a sacar partido al crecimiento del fútbol femenino abandonando los 15€-20€ de media que había en temporadas anteriores empezando a rondar los precios mínimos los 25€-30€ y llegando en casos muy selectivos a llegar a superar la entrada más cara los 50€. Ver fútbol femenino ya no es cosa de cinco euros y si bien este año no ha habido un gran explosión, los números tampoco se han quedado muy lejos. 

Los precios son otros y quizás el más determinante de los factores para considerar que la NWSL siga anteponiendo en asistencia a la UWCL, mientras el mínimo no supera en ninguno de los casos los 10$, la cantidad máxima no suele subir de los 20$. A excepción de fases finales donde las entradas más caras pueden superar los 50$.