El Barcelona ya se mueve de cara al próximo curso, y la portería que hoy defienden Sandra Paños y Cata Coll podría darle la bienvenida a Ellie Roebuck

Cuatro porteras y un futuro en el aire para el Barcelona. Con las renovaciones pendientes de Sandra Paños y Gemma Font, y la lesión de larga durada de la joven Meritxell Font, y el retorno de Cata Coll, el cuadro blaugrana ya mira hacia el mercado para planificar la próxima temporada. La exclusiva de Sport abría un nuevo debate para la entidad, y es que la llegada de Ellie Roebuck procedente del Manchester City parece ya una realidad. Con 24 años y en la rampa de salida tras no renovar su contrato, podría seguir los pasos de Lucy Bronze y Keira Walsh, que viajaron a Barcelona sin billete de vuelta. Sin minutos durante la temporada y ante el dilema bajo palos del equipo de Giráldez, el Barça da un paso más hacia su monopolio futbolístico con la incorporación de una jugadora internacional con Inglaterra y, especialmente, con proyección a futuro.

¿Pero por qué este fichaje?

Están siendo años de transición en la portería blaugrana. Donde un día Sandra Paños era indiscutible, la irrupción de Cata Coll y Gemma Font ha abierto un abanico de opciones para Jonathan Giráldez. Especialmente cuando nos referimos a la guardameta mallorquina, que desbancó a Misa de la titularidad con España y acabó siendo pieza clave para la consecución del Mundial. Al otro lado, Sandra Paños, descartada del torneo mundialista y poco a poco viéndose disminuida su participación en comparación con años anteriores. Un reparto de minutos condicionado además por las lesiones y un calendario de lo más intenso. Cuatro competiciones y opciones a ganarlo todo. De momento el Barça ya se apunta la Supercopa, y en la que Cata Coll fue la elegida como titular, dejando su portería a cero tanto en las semifinales como en la final.

Hasta el momento Sandra Paños ha seguido siendo la jugadora con más minutos bajo la portería. Por detrás una Cata Coll que vio interrumpida su temporada a causa de una lesión. Mientras que en cuanto a Gemma Font, tan solo ha disputado un partido de Copa de la Reina. Una rotación que inició con Sandra y Cata compartiendo minutos al principio de la temporada, y que con la recién recuperación de Cata parece que volverá a sus inicios. No obstante, el dilema de la ecuación se encuentra en las renovaciones a futuro de las jugadoras. Con los 22 años de Cata Coll el Barça se asegura una portera que en su día se encontraba bajo la sombra de Sandra. Hoy por hoy, el gran rendimiento de Cata en las últimas temporadas ha dilucidado a la heredera de ese número uno, y es que la continuidad de Sandra todavía es una incógnita.

En el club desde que llegara en 2015 procedente del Levante, Sandra Paños ha compartido portería tanto con la histórica Laura Ràfols como con Pamela Tajonar. Un ciclo que este verano podría suponer el punto y final a la guardameta campeona de dos Champions y artífice del mejor Barça de la historia. Junto a su posible marcha, la de Gemma, como tercera portera en la rotación, podría dar paso a su hermana Txell Font, hoy lesionada pero con un mañana esperanzador. Bendito problema. Pero el fútbol del Barcelona va dos pasos por delante del resto de sus competidores. Y donde muchos ven a un equipo consolidado, la dirección deportiva no hace más que girar la rueda de un gigante que arrasa en España y así lo pretende en Europa. El resultado, fichajes de renombre y la construcción de una plantilla que quiere más. Y todo ello sin dejar a un lado la cantera.

Situación que abre las puertas a una Ellie Roebuck que en Manchester no tenia hueco. Indiscutible desde hace varios años -llegó con 15 años al club-, pero eclipsada por su compañera en la selección y rival en la ciudad Mary Earps, la guardameta de Sheffield necesita solución ante la perdida de lugar. Gareth Taylor, técnico del Manchester City, ha preferido contar con la jovencísima Khiara Keating, dejando a Roebuck en el ostracismo y abriéndole las puertas de par en par. Por eso la llamada del Barcelona supondría el destino ideal, reencontrándose con varias excompañeras y compitiendo por el puesto en un lugar que necesita de exigencia y nivel para seguir evolucionando. Todo abierto en un futuro incierto, en el que todavía no se conoce al sustituto de Giráldez, pero en el que la dirección deportiva ya ha puesto su ambición para seguir extendiendo el legado.

Imágenes de Getty Images.