Los premios de la FIFA vuelven a estar en el foco de las críticas por las jugadoras galardonadas, y este año no hay excusas que valgan

Los premios The Best son unos reconocimientos que otorga la FIFA junto al sindicato de futbolistas FIFPro a las mejores jugadoras del año. Desde su primera edición en 2016 han estado en el foco de las críticas, sobre todo en los premios femeninos. Por tener en cuenta pocas ligas, porque las premiadas no corresponden con el rendimiento… siempre ha habido algo. Sin embargo, las malas decisiones podían excusarse con la dificultad que suponía ver fútbol femenino y con los pocos canales de televisión que ofrecían los partidos. Pero, precisamente en este año de Mundial, la excusa ya no vale.

El año más polémico fue sin duda el 2021. Cuando en el mejor once no apareció ni una sola jugadora del FC Barcelona que había ganado todos los títulos de esa temporada. Incluyendo su primera Champions contra el Chelsea. Lo peor de todo, si el error no era ya grave, es que ninguna de las tres candidatas al premio de mejor jugadora aparecían en la alineación. Ni Alexia Putellas, ni Sam Kerr, ni Jennifer Hermoso. Decisiones incoherentes que en 2022 quedaron maquilladas con una mayor equidad en ese once final y con la presencia de las tres candidatas. De nuevo Alexia Putellas, aunque con la novedad de Beth Mead y Alex Morgan.

La polémica del XI se repite en la gala del 2023

La controversia se ha repetido parcialmente este año, ya que Aitana Bonmatí, ganadora indiscutible del The Best, es la única que aparece en el once de esta edición. Ni Hermoso otra vez, ni Linda Caicedo. Al igual que tampoco aparecen otras jugadoras que han quedado entre los diez primeros puestos como mejor jugadora del mundo, como Salma Paralluelo (4a), Rachel Daly (7a) o Mapi León (11a). Esta última quedando por delante de la central titular del once, Alex Greenwood (12a).

Con la elección de las otras dos futbolistas candidatas al premio hace unas semanas ya hubo discusión. Aunque todo el mundo daba por ganadora a Aitana, se esperaba que las otras dos futbolistas que la acompañarían en el podio tuviesen un rendimiento que hiciese dudar un mínimo al público. El caso de Jennifer Hermoso podría llegar a entenderse como un «homenaje» por todo lo sucedido con el #SeAcabó. Pero que Caicedo esté en el podio es una decisión difícil de explicar.

Este año, el Mundial de Australia y Nueva Zelanda se ha podido ver por todo el Mundo de forma gratuita. Si no era por la televisión, era a través de la aplicación de la FIFA, por donde se podían ver todos los partidos. Además, plataformas como DAZN, aunque son de pago, aglutinan muchas competiciones importantísimas como la Liga F, la Super League inglesa o la Champions. Esta última, además, se podía ver en abierto por YouTube, de la misma forma que la NWSL se podía por Twitch. Con todas estas herramientas no hay excusas para que las futbolistas y seleccionadoras tengan la coartada de que no pueden ver los partidos.

Está claro que siempre habrán polémicas con este tipo de premios y que aún queda mucho por cambiar en el fútbol femenino. Para nada es sencillo hacer un once de entre las mejores futbolistas del panorama mundial, sin embargo, unos premios que llevan el nombre de la FIFA, deberían ser los primeros en cambiar y aportar más seriedad. Porque aunque hoy todos hablen el The Best, mañana no será más que pan mojado y un galardón más sin la importancia que, en un principio, debería ostentar.

Imágenes de Getty Images.