El equipo granota, cuatro veces campeón de Liga, recibirá un importante recorte de presupuesto que amenaza a su supervivencia

El consejero delegado del Levante, José Danvila, ha comparecido esta semana para explicar que las secciones del Levante recibirán un importante recorte de presupuesto para hacer frente a la deuda de 107 millones de euros que tiene el club. El equipo valenciano está sumido en una de sus peores crisis económicas en la historia. Y eso les obliga a apretarse el cinturón. Pero solo en las secciones de siempre, como la de fútbol femenino.

Danvila contó que «el Levante Femenino ha vivido una gran época de esplendor y unos tiempos maravillosos, pero como todo club, se tiene que reducir». Para que minutos después explique que el objetivo debe ser devolver al equipo masculino a Primera División. Ya hay un equipo de fútbol del Levante en la máxima categoría, que va tercero en Liga, que no ha perdido ningún partido en lo que va de temporada y que está luchando por los puestos de Champions. Per aún así sigue sin ser suficiente para el club.

Un club que parece que no ha sabido aprovechar el tirón mediático de tener a una campeona del mundo y nominada al Balón de Oro en sus filas. Tampoco ha sabido aprovechar el tener uno de los mejores equipos de la Liga F. ¿Si no, cómo se explica que hace unos años en el derbi contra el Valencia hubiesen asistencias de 20 mil y 24 mil personas y este año solo hayan sido de 6 mil? La afición por el fútbol femenino ha crecido en todos estos años y esto tendría que haber hecho crecer los números, o por lo menos mantenerlos. Pero, al contrario de lo que diría la lógica, han ido hacia abajo. Y eso es culpa de la mala gestión del club ante unas jugadoras que solo miran hacia arriba.

Pues hasta aquí hemos llegado

Las reacciones de los afectados no han tardado en llegar y una de las más sonadas ha sido la del actual entrenador granota. José Luis Sánchez Vera publicó un mensaje en Twitter con una simple frase pero que lo resumía todo: «Pues hasta aquí hemos llegado…». Además, el míster madrileño acaba contrato a final de temporada y es de esperar que se decida buscar a un nuevo técnico para esta nueva etapa.

También ha reaccionado la ex-jugadora del Levante UD, Maitane López, con otro mensaje en Twitter que decía: «No puedo creer que vayan a recortar en la sección que te ha dado desde siempre prestigio y buena imagen». Y es que el Levante Femenino siempre ha sido uno de los equipos más queridos y valorados por la afición del futbol femenino. Sobre todo por ser uno de los clubes pioneros de inversión en la liga, ya que fue el gran dominador a principios de siglo levantando seis Ligas y cuatro Copas de la Reina. Además de ser el primer representante español en la Champions Femenina. También en la última presencia granota en competición europea donde plantó cara a todo un Olympique de Lyon y, que con el proyecto actual y los grandes fichajes que llegaron en verano, podrían conseguir volver a soñar con la Champions.

En el mismo tweet, Maitane López también criticaba que los recortes en la sección no serán suficientes para bajar la deuda. Solo servirán para bajar el nivel del equipo. Porque a la posible baja de Sánchez Vera se le tiene que sumar que Alba Redondo y Mayra Ramírez acaban contrato. Y es que ciertamente, lo único que se va a conseguir es quitar de en medio a uno de los proyectos más ambiciosos de esta Liga F. Que a nadie se le ocurra decir que es por culpa de las condiciones que piden las jugadoras, porque esto solamente es culpa de la pésima gestión del club que ahora intenta excusarse. Y la única vía que han encontrado es recortar en uno de los mejores equipos de esta liga, que esperemos que se mantenga bien alto.

Imagen de portada de Levante UD Femenino.