BRIGHTON, ENGLAND - JULY 11: Caroline Graham Hansen of Norway looks dejected following England's seventh goal during the UEFA Women's Euro 2022 group A match between England and Norway at Brighton & Hove Community Stadium on July 11, 2022 in Brighton, England. (Photo by Harriet Lander/Getty Images)

Una decepcionante actuación para una de las selecciones que mejor llegaba al torneo. ¿Qué sucederá ahora en Noruega?

Ada Hegerberg, Guro Reiten, Graham Hansen, Ingrid Engen, Julie Blakstad… Jugadoras de talla mundial para una de las mejores selecciones de Europa. Noruega llegaba al torneo habiendo dejado buenas sensaciones en los partidos de preparación y con una plantilla de lo más fuerte. Todos esperaban verla competir ante Inglaterra en un grupo que a priori no debía entablar ninguna complicación, pero por sorpresa, recibieron una goleada histórica ante las anfitrionas. Ocho goles para una selección que no fue capaz de levantarse y acabó perdiendo por la mínima ante Austria. Solo una victoria, precisamente ante el rival más débil del grupo, y un proyecto que deja muchas dudas. Se repite la historia de 2017.

Inicio ilusionante

Lo dicho, Noruega se plantó a esta Eurocopa con una de las mejores plantillas del torneo. El equipo de Martin Sjorgen prometía espectáculo. Una delantera con mucha pólvora, dos extremos de calidad, un centro del campo con pulmón, y una defensa sólida. Inglaterra sería el principal rival a batir, precisamente, en uno de los duelos más interesantes de la fase de grupos. En cuanto al resto de rivales, ante Austria se preveía un partido igualado pero favorable a las nórdicas, y contra Irlanda del Norte, se esperaba lo que ya sucedió. Una victoria holgada por 4-1 que ilusionaba en el primer partido de la fase de grupos.

Fuente: Getty Images

Guro Reiten fue sin lugar a dudas la mejor del partido. Ofreció juego interior, dejó destellos de mucha calidad, además de una prefecta conexión con Hansen. En la punta de ataque vimos a una Hegerberg que volvía a la selección demostrando mucha generosidad en todas las acciones. Mientras, el centro del campo destacaba por el físico y la llegada de dos jugadoras como Engen y Maanum. Otro de los nombres a seguir fue el de Julie Blakstad, una extremo reconvertida por Sjogren al lateral. Solo faltaba valorar a la zaga. Inglaterra sería la prueba perfecta.

Una goleada de escándalo

8-0. Este era el resultado que plasmaba el marcador al final del partido en el Falmer Stadium de Brighton. Un resultado histórico que nunca antes se había vivido en la Eurocopa. Inglaterra superaba su propio récord (6-0 ante Escocia en 2017), y Noruega se llevaba un varapalo tremendo. Nada salió bien para el equipo de Sjorgen. La defensa fue un queso gruyere e Inglaterra incluso perdonó más de la cuenta. Se vio a un equipo desacompasado, sin ánimo, y que se hundía en el abismo a medida que llegaban los goles.

Noruega chocó contra todo un iceberg. El planteamiento sólido y claro de Inglaterra ante las dudas nórdicas. De hecho, ya iban perdiendo por seis goles al descanso. Hubo cierta mejora en el segundo tiempo, pero ese resultado era insalvable. No estuvieron finas en el juego, pero la zaga defensiva acabó completamente señalada. Resultado inesperado y situación muy difícil de gestionar a pocos días de un partido vital ante Austria. El equipo austríaco llegaba con mejores sensaciones. Habían plantado cara en Old Trafford ante Inglaterra y acababan de ganar a Irlanda del Norte. Esa buena dinámica se impuso y Nicole Billa dio la clasificación a las suyas en detrimento de una Noruega todavía en shock.

La polémica decisión de Hegerberg

En 2017, tras la eliminación en fase de grupos de la Eurocopa, Ada Hegerberg decidió renunciar a la selección. Su motivo era por la desigualdad en salarios y en infraestructuras entre la sección masculina y femenina. Una decisión que no gustó al vestuario y tampoco a un sector de la afición por el momento en el que se había tomado. Por eso no estuvo presente en el Mundial de 2019, donde cayeron en cuartos ante Inglaterra, pero cinco años después, la delantera del Olympique de Lyon anunciaba su regreso. Lo hizo además marcando un hat-trick ante Kosovo. No había mejor forma para encarar una nueva era.

Fuente: Getty Images

Aun así, esa polémica decisión de dejar la Selección, se sumó a otra polémica. Que tras cinco años Ada volviera a subirse al carro lo consideraron como algo oportunista. Un entorno un tanto hostil para el combinado a pocos meses del arranque del torneo continental. No fue una polémica que llegara muy lejos, pero tanto la derrota como la posterior eliminación han dolido en el alma. Ya es la segunda vez que sucede. Evidentemente, Ada es una de las mejores del mundo, pero queda la duda de si todo ese humo afectó mentalmente tanto al equipo como a la futbolista.

Martin Sjogren, adiós al banquillo

Quien sí ha estado señalado por la afición noruega ha sido el seleccionador Martin Sjogren. Se le acusaba de no sacar el máximo rendimiento de sus jugadoras (el caso de Blakstad, muy incómoda en el lateral, es un claro ejemplo), y de hecho, en cuanto a resultados, Noruega lleva mucho tiempo dejando decepciones en los grandes torneos. La primera llegó tras caer en la fase de grupos de la última Eurocopa, un año después de su llegada al banquillo de la selección nacional. Posteriormente, el equipo no dejó las mejores sensaciones en el Mundial de 2019, quedando segundas en la fase de grupos y siendo eliminadas por Inglaterra. De cara a los Juegos Olímpicos, no consiguieron clasificar, y para esta Eurocopa, ya hemos visto lo sucedido.

Críticas para Martin Sjogren

Desde el medio NRK, uno de los expertos del fútbol noruega femenino comentó: “Lo siento mucho por las jugadoras. Nunca me he encontrado con un entrenador que lastime más el potencial de un equipo que el que vemos aquí. Un desastre presagiado”.

Fuente: Getty Images

También en la BBC hablaron sobre la figura del seleccionador. Ian Wright, leyenda del Arsenal y comentarista de la Eurocopa: “El trío de ataque de Noruega está entre los dos o tres mejores del torneo. Te garantizo que una vez que el entrenador se haya ido y tengas a alguien que sepa tácticamente lo que está haciendo, rápidamente habrá un cambio muy positivo”.

También hay que mencionar el camino rumbo al Mundial del próximo año. Las noruegas no conocen la derrota y lideran su grupo, pero por delante tienen un partido clave, y si pierden, podrían salir muy perjudicadas al no llegar con suficiente ventaja. Se enfrentarán a Bélgica, que ha sido una de las mejores de la Euro tras ser eliminada en cuartos de final contra Suecia en el 92’. Eso sí, en ese partido ya no estará Sjorgen en el banquillo. Nada más caer ante Austria ya se olía su destitución, pero finalmente fue el propio técnico, que junto a su asistente Anders Jacobson, decidió dar un paso al lado.

¿Qué le espera a partir de ahora a Noruega?

Ahora mismo, tanto la federación como las jugadoras estarán reflexionando sobre lo sucedido. Y es que, ¿cómo una selección tan potente ha caído a las primeras de cambio? Es la pregunta que nos hacemos tanto nosotros como las propias futbolistas. A todos nos ha sorprendido. Más que la goleada y la posterior eliminación, lo que no esperábamos era que se repitiera un guion similar al de 2017. De esta Eurocopa hay selecciones que habrán salido muy reforzadas, pero precisamente la nórdica no (de la misma forma que Italia y España).

Fuente: Getty Images

El próximo paso será encontrar nuevo inquilino para el banquillo. Como ya hemos dicho, viajaran a Bélgica en setiembre para disputar un partido clave. Todavía quedan meses para trabajar en busca de un cambio, pero si pierden ese encuentro, las probabilidades de disputar la repesca son muy altas, y su participación al Mundial podría ponerse el peligro. Está claro que Noruega cuenta con una de las mejores selecciones, aunque hasta el momento no han demostrado ser capaces de dar la cara en los momentos claves. Una falta de ambición que debe recuperarse con la llegada de un nuevo seleccionador y con la ilusión de poder resarcirse de los fantasmas del pasado.